XII – CIUDAD PERDIDA

XII – Ciudad perdida

Nunca caminé por la ciudad,
nunca anduve por ella,
soy hijo de una patria que se va,
sin haber bendecido la tierra.

Ciudad perdida
de abrazos y de arrogancias,
ni siquiera sé tu nombre
aunque sé cómo te llamas,
mas ahora, que el pasado
se clava, nómada, en mi conciencia,
mis versos se acunan en tallas
que te colman de nobleza.

Y por fin te siento patria,
y por fin te siento tierra,
ahora que el pasado disfraza
el futuro que nos espera.
Ciudad perdida, entre nubes y espesa niebla,
bajo el umbral de relojes
que en hora marcaron estelas.

¿Qué hiciste tú Don Quijote
con tu lanza y tu quimera?
que por calles perdidas sin nombre
dejaste olvidado quien eras,
y que ahora con verso y estoque
caminas por la alameda
y es Malecón el redoble
de unos versos sin urgencia,
que gritarán al vacío su herencia
con mi esquela como sobre,
en esta ciudad que hoy es tierra,
en esta ciudad que hoy es nombre.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.