IV – Rimdetti

IV – Rimdetti

He venido a protegerme de la lluvia
entre barcos ebrios de galones,
que defienden la alegría con bravura
y dejan limpia el alma de horizontes.

Llevo versos en la nada
que pueblan los camarotes,
donde apenas soy proclama
en un mundo de pasiones.

Rimdetti cruza la mar Océana
ebrio de tintas y de vapores,
que exhalan caricias al alma,
que los recibe con resaca de honores.

He venido a protegerme de la lluvia
sobre la mansa ola de licores
que al alba son mi renuncia
y mi yugo al caer la noche,
noche que tras la lluvia
muestra mis versos traidores.

He venido a protegerme de la lluvia
con un verso cruel
y la suave daga, eco de voces,
mas descubrí allí la ternura
que borracho perdí de amores.

He venido a protegerme de la lluvia
entre los vientos de dos soñadores,
con la pátina que su verbo alumbra
calmado de grito y calumnias,
firme al timón frente al orbe.

He venido a protegerme de la lluvia
mientras el mar muestra sus soles,
luces de poeta cuyo ajuar preludia
la lluvia que asoma sin retoques.

He venido a protegerme de la lluvia
mas lluvia soy, lluvia deforme.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.