XXXII- PANTEON DE SUBDITOS

XXXII-Panteón de Súbditos

Es Panteón de Súbditos,
no de Reyes.

No murieron ellos en Lepanto,
ni perdieron la vida en el frente.

Tuvieron por lujo su reino
y a la patria como retrete.

Pues nunca labraron las eras
de las que fueron terratenientes.

Y salvo honroso olor a incienso,
de Nápoles teñida suerte,
a España dieron requiebro
con Godoys como membrete.

Allí andanenterrados
inquisición y legados de sangre,
indeseables deseados,
coronas sin gobernantes.

Todo el poder absoluto
que las luces de Europa
prohibió a nuestras carnes
anda enterrado en despojos
con el pueblo muerto de hambre.

Y hay quien le sigue venerando
con siempre en la mano un sable
para defender a su amo,
aunque su amo sea
un tirano y un cobarde.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.