XX- EN LA PLAYA

XX- En la playa

En la playa,
el agua se acerca y acaricia
su piel de sal y metralla,
su cuerpo apenas sin vida,
sus ojos color de nácar.

Apenas ya siente frío
apenas ya siente nada;

fija su rostro, cruel destino,
sobre el blanco horizonte de África,
lugar donde habita su sino
su hogar, su luz, su mirada,
tierra que fue su designio
aljibe de su boca de nana.

En la playa,
sus manos rozan la arena
que antaño fueron semblanza,
y el agua en los pulmones enhebra
la asfixia que irradia la nada.

A lo lejos escucha gritos
en una lengua que le es extraña
y unas manos llegan a su nicho
ofreciéndole alivio y manta.

Mas ya es tarde para él
que sólo buscaba esperanza,
y en el aroma húmedo del alba
es la sal del agua su lecho,
su hijo, el último destello
y Europa su última morada.

Y así, todos los días lo mismo,
frente a la costa del abismo,
aquí, en la playa.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.