XXV- DESEO

XXV- Deseo

Las velas del entierro se desdibujan.
La palabra paz es inhóspita y deslenguada,
vivaz y pícara, aplazada e irreverente.

El viento socorrió las llamas,
escondiéndolas, protegiéndolas.

No hace falta más, que una generación
se atreva a prenderlas de nuevo,
y esta vez, para bien.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.