Conciencia, consciencia y algoritmos matemáticos

Difunde cultura

Esto es una neurona artificial, está diseñada para comportarse como lo hace una biológica. Si le aplicamos toda la matemática desarrollada en el área de la estadística-probabilidad y cogemos todas las combinaciones, pesos, distancias, colocándolas dentro de un contenedor llamado corpus o modelo ya tenemos una IA capaz de responder a tareas específicas. Fascinante como poco, por que pensándolo bien, nuestro cerebro, el pensamiento, también desarrolla su lógica de la misma manera, entonces, ¿que diferencia existe entre el pensamiento biológico y el artificial?.

Sin duda esta es una pregunta que recorre la mente de todas aquellas personas inquietas que ven como la tecnología actual avanza a una velocidad nunca vista tan solo comparable a la revolución industrial del s.XIX-XX cuando surgió maquinaria especializada que hizo posible la creación de términos y conceptos hasta ese momento inexistentes, las cadenas de montaje y la producción en masa.

Yendo al grano de la cuestión veo con demasiada frecuencia confusión entre estos dos términos, conciencia y consciencia, tan aparentemente similares (sinónimos) pero que sin embargo poseen grandes diferencias el uno del otro, intentaré con palabras sencillas pero precisas definir y describir lo que representa cada uno de estos conceptos en el universo metáfisico de la mente humana.

Por conciencia definimos un estado o criterio moral según regimos nuestras acciones sujetas a nuestra voluntad, mayormente provenientes de nuestros deseos, necesidades, creencias en base al conocimiento de uno mismo y de la capacidad para actuar sobre nuestro entorno. De hecho, en muchas ocasiones cuando hablamos de conciencia nos estamos refiriendo al sentido moral, es decir, a la capacidad de la persona para distinguir entre el bien y el mal.

Hay autores que afirman que “conciencia” proviene del vocablo latino “conscio”, com- puesto de las partículas “cum”, que significa “con” y “scio”, que significa “conocimiento” concluyendo por tanto que el término conciencia hace referencia a la “aprehensión del conocimiento”.

Otras fuentes indican que esta palabra fue creada por Cicerón o Séneca para traducir la palabra griega συνείδησις (syneidesis) formada del prefijo griego syn- (con, unión) y eidesis (capacidad imaginativa).

“La primera justicia es la conciencia.”

Victor Hugo (Los miserables)

Así que, podríamos llegar a la idea de que la conciencia es un estado del conocimiento consciente bajo el cual se rigen nuestras acciones, pero entonces, ¿Que es la consciencia?

La consciencia se podría decir que es tanto la percepción que tenemos de nuestra propia existencia, nuestro ser, único e inmutable, así como la función de la mente humana que recibe la información, la procesa y la retiene o no para crear nuevos conocimientos o re-estructurar los ya existentes aumentando de este modo, su nivel de consciencia sobre sí mismo o sobre el mundo que nos rodea.

¿Cuáles son las herramientas de la consciencia?

  1. Los cinco sentidos
  2. Imaginación y emoción
  3. La capacidad de razonamiento de la mente
  4. La memoria

Es así como a través de los cinco sentidos la consciencia percibe los estímulos internos y externos, hace uso de la imaginación, la emoción y del conocimiento almacenado y lo juzga y razona para, finalmente, almacenarlo en la memoria como nuevo conocimiento, integrarlo re-estructurando el conocimiento ya existente o descartarlo por no considerarlo útil.

Sin embargo la consciencia no es simplemente un acto de proceso de información y acumulación de la misma, cuando hablamos de estados mas avanzados de la consciencia o consciencia reflexiva nos referimos a la capacidad que tenemos los seres humanos de generar o modificar nuestra realidad en base a nuestros estados de consciencia.

Y para acabar, decir que efectivamente podemos entrenar un ordenador para diferenciar entre lo que está bien y mal en base a unos criterios sociales de ética y moralidad establecidos gracias a la implementación de algoritmos que aplican las matemáticas desarrolladas en el campo de la estadística y probabilidad, este es el campo de la Inteligencia Artificial y los algoritmos y hoy en día es posible desarrollar tal razonamiento lógico.

Sin embargo, este supuesto ordenador imaginario del que hablamos si bien será capaz de tomar decisiones, no dejará de ser un conjunto de circuitos, microchips con millones de transistores y puertas lógicas ensamblados, por lo tanto, nunca tendrá la capacidad de sentir la consciencia como parte de su ser en la medida que un ser vivo es capaz de hacerlo, ya que su base no es biológica y por tanto carente de emociones y sentimientos. Hay que tener muy presente y diferenciar algo tan básico como que una cosa es sentir emoción, felicidad, alegría a través de estímulos y sensaciones, emociones, y otra muy distinta es medirla, cuantificarla o determinar dicha probabilidad.


0,0
Valorado con 0,0 de 5
0,0 de 5 estrellas (basado en 0 reseñas)
Excelente0%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%

No hay reseñas todavía. Sé el primero en escribir una.

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.