Seis personajes (des)marcados

Difunde cultura

Seis personas han quedado a través de una red social en El Prado. Se encuentran en una de las salas de Velázquez. Van llegando por parejas.

Llegan las dos primeras…

Persona 1: Ya te he dicho que no me molan estas historias, al final será un grupo de frikis.

Persona 2: Es por hacer algo distinto, se me cae la casa encima. Y ha sido gratis…

Persona 1: Seguro que te lo ha recomendado…

Persona 2: ¿Quién?

Persona 1: Tú sabes quién…

Persona 2: Déjate de chorradas… oye ¿era aquí?

Persona 1: Yo que sé, tú eres quien ha quedado con esta gente.

Persona 2: Es que no recuerdo… a ver… sí, aquí.

Persona 1: Puffff… ¡qué pereza!

Persona 2: Pues acabamos de llegar… tendrías que haberte traído la almohadilla del cuello y tu sillón (se ríe).

Persona 1: Lo que tenía que haber hecho es no venir.

Persona 2: Vete si quieres.

Persona 1: Ya que estamos aquí…

(Llega otra persona)

Persona 3: Hola, ¿sois del grupo…?

Persona 2: Sí, sí, ¿qué tal?

Persona 3: Bien, es que me he perdido (risa nerviosa). Esto es un puto laberinto, ¡perdón!

Persona 1: Nada, yo diría una puta mierda.

Persona 3: (se ríe) Bueno, eso… Voy a mandar un whatsapp: ya estoy”.

Persona 2: ¿Es que no hay nadie hoy en las salas?

Persona 3: No sé, es la primera vez que vengo, tenemos pases especiales pero hay sillas en cada sala, imagino que quien curre aquí se sentará ahí porque estar de pie todo el día…

Persona 1: Va por turnos. Cada no-se-cuantas horas se turnan.

Persona 3: Ah, bueno claro, me refiero que estar 8 horas aquí pues…

Persona 1: Sí, ya, un aburrimiento…

Persona 2: Eso es muy subjetivo.

Persona 1: ¿El qué?

Persona 2: El aburrimiento.

Persona 1: (se ríe) Sí, sí, desde luego…

(Llega otra persona)

Persona 4: (aparece casi corriendo, se dirige directamente a la persona 3) Perdona, se me ha hecho tarde, ¿te han dado los pases? ¿te han puesto pegas? Por cierto ¿no habíamos quedado fuera?

Persona 3: No te preocupes, todo bien, no, te dije dentro, mira el móvil.

Persona 4: Me lo he dejado en mi casa.

Persona 3: Típico.

Persona 4: Ah, hola, ¿sois del grupo…?

Personas 1 y 2: Sí. Hola.

Persona 4: ¿Tenéis también los pases no? ¿Falta gente?

Persona 2: Sí. Creo que dos más.

Persona 4: Estarán al llegar. Oye ¿por qué Velázquez?

Persona 2: Nos gusta mucho.

Persona 1: ¿No se ha elegido por consenso?

Persona 2: No, al final lo he propuesto yo porque la gente no se aclaraba.

Persona 4: La gente siempre duda entre Goya o Velázquez. Yo me quedo con los dos.

Persona 1: Pero no se puede estar en dos sitios a la vez, había que escoger.

Persona 2: Bueno, después podemos ir…

Persona 1: No, no, me dijiste Velázquez, yo no voy a ver los Goya.

Persona 4: Yo tampoco los soporto.

Persona 1: Pero si has dicho que te quedas con los dos.

Persona 4: Me refiero a la patética gala del cine español.

Persona 1: (se ríe a carcajadas) Muy bueno, sí, sí, eso si que es lo puto peor… perdón.

Persona 3: Nada, nada.

Persona 4: Tampoco tiene tanta gracia. Ya que hemos roto el hielo… ¿Qué os interesa de Velázquez?

(Llegan las otras dos personas)

Persona 5: (hablando por el móvil) El asunto no es ese, lo importante es que se entere, que le quede claro porque si no luego vuelve a pasar lo mismo. No, no, no (…) Lo que quiero es que se entere bien, que aprenda, tampoco es tan difícil. No podemos estar siempre con la misma cantinela (…) Ya, ya, pero quien le salva el culo siempre soy yo…

Persona 6: (saluda al resto) Hola, ¿el grupo no? ¿qué tal?

Personas 1, 2, 3 y 4: Hola, bien.

Persona 1: ¿Ya estamos los seis no?

Persona 4: Sí, bueno, empecemos…

Persona 5: (hablando con tono alto)… nada ni caso, mañana volveré a intentarlo pero ya te digo que servirá de poco, oye te dejo que estoy en una sala del Prado (pausa) sí, sí, sí (se ríe a carcajadas) me estoy culturizando, ya ves tú, a la vejez…

Persona 6: (se acerca a la persona 5 y le da un toque con el codo)

Persona 5: (baja el tono)… venga, te dejo, mañana hablamos, sí, sí… adiós… Hola, perdón. ¿Qué tal? Es que he tenido un par de movidas hoy… bueno hoy y ayer y mañana (risa nerviosa)… ¿Estamos los seis?

Personas 1, 2, 3 y 4: Sí.

Persona 6: Pues empezamos… ¿Quién es…?

Persona 4: Yo.

Persona 6: Tírale…

Persona 4: ¿Empezamos entonces…? (las cinco personas asienten). Vale, la primera pregunta es a ti (señala a la persona 2): ¿Por qué has escogido esta sala de Velázquez como punto de encuentro?

Persona 2: Porque nos encanta.

Persona 4: ¿Os encanta? ¿A quién?

Persona 2: A nosotros (se autoseñala y señala a la persona 1)

Persona 4: ¿Por qué os encanta?

Persona 2: Porque es el mejor pintor español.

Persona 4: ¿Esa es la característica fundamental por la que os encanta?

Persona 2: Sí, pensamos que es el mejor pintor español de todos los tiempos.

Persona 4: ¿Pensáis o lo es?

Persona 2: Lo pensamos y lo es.

Persona 4: ¿Cómo?

Persona 2: Pues…

Persona 1: A ver, ¿de qué va esto? ¿Un coloquio, debate, reunión, conocer gente?

Persona 5: ¿Cuál es la diferencia?

Persona 1: Un coloquio me puede apetecer, un debate menos, una reunión nada y conocer gente me genera urticaria.

Persona 5: (se ríe) Pero son diferencias que pones tú, yo opino lo contrario.

Persona 1: Pues si es un coloquio te irás tú y si es conocer gente me iré yo.

Persona 5: Puede que me quede si me apetece.

Persona 1: Perfecto.

Persona 6: ¡Ehh! Vamos a dejar hablar a quien nos ha conseguido los pases ¿no? (hace un gesto a la persona 4)

Persona 4: Gracias. Retomemos (señala a la persona 2). Me estabas diciendo que piensas que Velázquez es el mejor pintor español y además aseguras que lo es.

Persona 2: Sí, bueno lo pensamos (señala a la persona 1).

Persona 1: Por alusiones diré que lo pienso, que lo sea ya es otra cuestión.

Persona 4: ¿Por qué pensáis que es el mejor pintor español?

Persona 2: (mira a la persona 1) Ehhmmm…

Persona 1: No sabía que esto iba a ser un examen… Considero que es el mejor porque reúne todos los rasgos estético-artísticos de su tiempo, Velázquez es en sí mismo un paradigma de toda la pintura barroca, pintura por otra parte de ruptura, de apertura de caminos, de viaje iniciático. Además posee la curiosa habilidad de conocer perfectamente la obra italiana previa y al mismo tiempo ser un adelantado de la modernidad pictórica. Por ejemplo conoce y aplica el claroscuro y la luz dirigida de Caravaggio en sus bodegones primigenios pero va poco a poco trascendiendo al maestro italiano con una pincelada etérea y sutil, puliendo el volumen de los objetos y alejando a la pintura del retrato escultórico; ayuda a fundar la pintura en sí misma como forma artística independiente. Su influencia posterior es enorme, desde el impresionismo hasta las vanguardias, influye tanto a Picasso como a Bacon, e incluso hoy mismo tiene vigencia. Cuando Manet vino a España en el siglo 19 quedó tan impresionado que le llamó “pintor de pintores”. Y por supuesto vivió como quiso, consiguiendo ser un cortesano aristócrata, trabajando lo justo y menos, algo que yo admiro.

Persona 2: (susurrándole al oído) ¿Qué…?

Persona 4: Muy bien. ¿Alguien quiere decir algo al respecto?

(silencio)

Persona 4: Bueno, ¿qué pensáis de ese cuadro? (señala una obra de Velázquez)

Persona 6: Me gusta.

Persona 4: Y… ¿Por qué te gusta?

Persona 6: No sé… conecto con el cuadro.

Persona 4: ¿Conectas?

Persona 5: ¡Eres un enchufe!

(risas)

Persona 6: (todavía medio riéndose) Sí, pues eso, que me gusta, que me llega…

Persona 5: Te toca la patata…

(risas) (silencio)

Persona 4: ¿Alguien más quiere decir algo sobre este cuadro?

Persona 1: Yo no quiero acaparar…

Persona 3: Es una fuente ¿no? No sé muy bien, es… ¿muy descriptivo no?

Persona 4: ¿Descriptivo?

Persona 3: Sí, que se ve claro lo que sucede, una… digamos… escena cotidiana ¿no?

Persona 4: Vaaaaale…

Persona 3: No me dice mucho más, es un pelín aburrido…

Persona 6: A mí sí me gusta, es muy… ¿romántico?

Persona 1: (riéndose) ¡Barromántico!

Persona 6: Oye, es lo que me dice el cuadro, a ti te dirá otras cosas, es mi opinión, tan válida como la tuya.

Persona 2: Estoy contigo, todas las opiniones son válidas, a mí también me gusta. Y también pienso que tiene cierto aire romántico, por eso me gusta mucho. Me encanta Velázquez, todo es muy bonito pero al mismo tiempo melancólico.

Persona 5: Pero lo romántico era por el siglo 19 ¿no?

Persona 2: Pues eso, lo ha dicho antes, siglo 19…

Persona 1: He dicho que influyó a la escuela impresionista del 19 pero Velázquez pertenece al barroco, ¡BA-RRO-CO!

Persona 6: No hace falta que grites, nos ha quedado claro, podemos confundirnos con las fechas pero eso no hace que no nos llegue la obra, a mí me gusta mucho el cuadro, bueno, toda la sala, me apasiona. Me parece de una viveza espectacular. Todos los personajes parecen que nos miran, como queriéndonos decir algo…

Persona 1: (a la persona 4 en voz baja) ¿En serio?

Persona 4: Bueno, vamos a pasar a la próxima sala…

Persona 2: Yo me quedo un rato más, me encanta esta iluminación…

Persona 6: Yo también, estoy súper a gusto aquí aunque hace un poco de frío, supongo que la temperatura debe ser la óptima para la conservación de las pinturas…

Persona 4: Vale, quedaos si queréis, el resto podéis venir a la siguiente sala, vamos por aquí…

(se quedan solas las personas 2 y 6)

Persona 6: Oye ¿es tu…? (la persona 2 asiente) no te lo tomes a mal pero es un poco gilipollas y… ¿cómo se dice? ¿peeeed….?

Persona 2: Pedante, pedante, se dice pedante… aunque si te digo la verdad jamás le había oído hablar así, sé que le gusta Velázquez pero… normalmente se queda en casa y pasa de venir a estos sitios…

Persona 6: Bueno oye, entre tú y yo, tampoco es para tanto, quiero decir que está bien y tal pero yo sobre todo lo decía por chinchar (se ríe), la verdad es que son cuadros que tampoco me dicen mucho, no soy yo de pintura, soy más de fotografía.

Persona 2: A mí también me gusta mucho la fotografía. ¿Fuiste la semana pasada a la exposición de Joan Fontcuberta? Estuvo genial.

Persona 6: Pues no, soy más bien de hacer yo las fotos, ¿de qué va la fotografía de ese tío?

Persona 2: Son en blanco y negro la mayoría, son así raras, juega con los negativos, están súper chulas, algunas son súper cómicas, tiene fotos de astronautas muy graciosas…

Persona 6: ¿De astronautas?

Persona 2: Sí, a ver… creo que eran él y su familia con trajes de astronautas o con fotos de sus caras superpuestas, no me acuerdo bien pero eran súper graciosas y hacían referencia a los antiguos astronautas rusos, molaba mucho.

Persona 6: ¡Qué guay! Tengo que ir a verla… (mirando un cuadro de Velázquez) el enano ese de ahí si tuviera un traje de astronauta…

Persona 2: Bueno el traje que lleva es parecido… Fijate la influencia que todavía tiene Velázquez (se ríen a carcajadas)

(siguiente sala con las personas 1, 3, 4 y 5)

Persona 4: Estamos ante el cuadro más famoso de Velázquez y casi de la pintura mundial. ¿Qué os parece?

Persona 5: ¿Son enanas?

Persona 4: Ehhh… ¿Perdona?

Persona 5: Si son enanas las que salen ahí… por lo menos una de ellas fijo que lo es, los rasgos de la cara… a ver… ¡anda, un perro! Está sobando (se ríe). Muy buena la escena. La cría esa lo está como pisando (se ríe más fuerte que antes) ¡Qué cabrona! Seguro que en medio del retrato el perro se despertó y le pegó un bocao o por lo menos le ladró (guiña un ojo). Muy chulo y súper grande. ¿Y estas luces…?

Persona 1: (a la persona 4 en voz baja) ¿En serio?

Persona 4: Bueno… ¿Qué piensas? (a la persona 3)

Persona 3: No sé, ya te digo, no me dice mucho, todos son retratos, parecen fotos. O sea quiero decir que lo entiendo pero que me deja un poco… (silencio)

Persona 4: ¿Sabéis que el propio Velázquez es quien sale a la izquierda pintando el cuadro?

Persona 1: (resopla, se tapa la boca y en voz muy baja) No me lo puedo creer.

Persona 5: ¡Anda, no jodas! ¡Un selfie!

(las personas 3 y 5 se ríen)

Persona 5: Oye, ¡ideaca! ¿Y si nos hacemos un selfie con el cuadro? ¡Doble combo! (se ríe a carcajadas)

Persona 3: (sonriendo) Sí, sí, vamos, la subo ahora mismo a instagram…

Persona 4: Mejor pasamos a la siguiente…

Persona 1: (se acerca a la persona 4 y le habla al oído) Déjalos aquí, vámonos a ver los Goya.

(se quedan solas las personas 3 y 5)

Persona 3: Ya se han ido.

Persona 5: Qué paliza… ¡bah! Esta historia es de una pretenciosidad barata que te cagas.

Persona 3: Ya te digo. Encima se creen que imparten cátedra, la peña va a pensar lo que quiera pensar, a la gente le da igual el contexto histórico, la escuela artística o el sursum corda. La peña se mueve por sus emociones, sentimientos puros y duros, lo impulsivo, eso es lo relevante. Saber más o menos da igual.

Persona 5: Tal cual. La cuestión es si la obra de arte te emociona o no, no hay más, el resto es farfolla intelectualoide que no sirve para nada. Te dice algo bien, no te dice nada bien también. Punto.

Persona 3: Claro, sólo hay dos tipos de arte: el que me gusta y el que no me gusta.

Persona 5: Amén.

Persona 3: Por cierto esta obrita tiene un tufillo a Pirandello que echa patrás.

Persona 5: Ya ves, encima ni tan siquiera lo ha disimulado en el título. ¿Y lo de Velázquez? También quiere dejar cierto eco de Buero Vallejo… ¡bah! Pura afectación y ampulosidad.

Persona 3: Vámonos a tomar unas cañas.

Persona 5: La mejor línea que se ha escrito hasta ahora.

(en la sala de las pinturas negras de Goya las personas 1 y 4)

Persona 1: ¿Cómo soportas esto?

Persona 4: Pura ingenuidad, quizás algún día haya alguien que realmente quiera aprender y alcanzar otros giros argumentales que le ayuden a formarse una buena capacidad crítica.

Persona 1: Me refiero a algo más preciso, tu tolerancia.

Persona 4: ¿Mi tolerancia?

Persona 1: Sí, ¿cómo toleras que vengan aquí como si estuviesen en el parque warner?

Persona 4: (risa irónica) Ya… bueno… la tolerancia tiene poco que ver con lo que planteas, al fin y al cabo ¿no es lo mismo el parque warner que El Prado? Quiero decir… ambos son reclamos turísticos ¿no? Lo que comentas tiene más que ver con el modelo económico, urbanístico, en definitiva político que con el interés cultural o intelectual. Este edificio no es en realidad un museo artístico con fines culturales… está disfrazado así pero… no es un espacio público pensado para la reflexión o la inquietud intelectual… no sé si me explico…

Persona 1: Ya, sí, es un selfie gigantesco… el otro día me hablaban de la experiencia de estar frente a un cuadro imponente, la comprobación visual material, física, la experiencia erótica… ¿sabes? (la persona 4 asiente) y les dije que sí, que es cierto pero… yo prefiero quedarme en casa y leer a Ortega ¿no se si me pillas?

Persona 4: Sí, a ver… lo ideal es hacer ambas cosas: leer a Ortega y ver in situ las pinturas de Velázquez o Goya, pero si al venir te encuentras con una suerte de parque temático, haciendo colas, siguiendo filas, delimitando la experiencia a un cerco borreguil donde la finalidad de los cuadros es ser fondos de pantalla o un muestrario del último consumo eventual pues entiendo que prefieras leer los ensayos de Ortega y ver los cuadros online.

Persona 1: O imaginarlos…

Persona 4: (sonríe) Para eso se requiere un alto grado de imaginación.

Persona 1: Imaginación hay, lo que dudo es que haya inquietud.

Persona 4: Depende… yo sí creo que hay inquietudes… pero en el plano intelectual… pocas… hay inquietudes fundamentalmente económicas…

Persona 1: ¿Te vas a poner marxista?

Persona 4: (mueca de sonrisa) Hay que ser claros: primero pan luego todo lo demás y tal vez en último lugar el Arte.

Persona 1: Okey, ya que somos claros… me atrevería a decir que el 95% de la gente que viene aquí no pasa hambre. Pertenecen a clases acomodadas, burguesas, que consumen Arte como quien consume hamburguesas.

Persona 4: Hay hamburguesas y hamburguesas…

Persona 1: Has pasado del marxismo al travoltismo…

(se ríen)

Persona 4: Lo que realmente hace falta es generar marcos…

Persona 1: ¿Alemanes?

Persona 4: (con una sonrisa) Se transmutaron a euros…

(se ríen)

Persona 4: Me refiero a marcos conceptuales, marcos teóricos, sin ellos es muy difícil abrir debates, plantear inquietudes, concretar temas…

Persona 1: Ah, ya… marcos que contengan ideas y demarquen las interpretaciones, igual que los marcos físicos contienen y fijan las pinturas en el museo (la persona 4 asiente). ¿Eso no es una utopía?

Persona 4: No sé, puede ser, en todo caso serían utopías en plural.

Persona 1: No lo pillo.

Persona 4: El Marco existe, en singular, el pensamiento único. Y no hablo de cuestiones meramente partidistas o la odiosa economía. Faltan marcos, en plural, para entablar conversaciones que ayuden a ir más allá. El único Marco existente en el ámbito del Arte es lo que veo y lo que siento. En términos generales no hay nada más. A la gente le cuesta mucho salirse de ese corsé mental. ¿Qué ves ahí? (señala un cuadro de Goya)

Persona 1: Poesía. Soles filamentos.

Persona 4: Eso es. La mayoría ve un cuadro. Bello, feo, concreto, abstracto, te llega o no te llega, lo vives o no lo vives. No salen de ahí.

Persona 1: Y encima no tienen ni la más mínima idea de las diversas categorías estéticas. Hablan de la belleza como si todavía viviésemos en el siglo 18. Lo feo, lo abyecto, lo sublime…

Persona 4: Eso ya es pedir mucho. Simplemente me conformo con que se abran a otras miradas, otros campos diferentes al que están viendo, sin caer en clichés. “Me gusta porque me apasiona…” ¿Cuántas veces has escuchado ese lugar común? (la persona 1 hace un gesto con la mano). Indagas un poco, rascas la superficie, preguntas ¿y por qué te apasiona…?” y las respuestas son siempre las mismas: “es de una belleza tan…”, “me llega muy dentro…”, “es que no puedo dejar de verlo una y otra vez…”. Pura ideología. Piensan que han tenido una experiencia mística. Todo se queda en el aire. Falsa espiritualidad. Encima si les hablas de conceptos, posibles interpretaciones, la capacidad de unir varios campos artísticos… lo menos que hacen es bostezar.

Persona 1: Yo lo que veo es que los discursos sobre obras de arte suelen ir acompañados por un reflejo de experiencias personales. La típica mímesis aristotélica. Por ejemplo: en el cine si me identifico con el héroe o antihéroe genial, si no existe esa identificación no entiendo nada de lo que pasa y me aburro. Hay que superar de una vez ese discurso. Hay que sustituir a Aristóteles por Brecht.

Persona 4: Hay artistas que lo hacen pero no se comprenden o les desprestigian por ser demasiado locos, absurdos o complejos. Piensa en Inland Empire. No conozco a casi nadie que le interese esa peli (la persona 1 hace un gesto con su dedo índice señalándose)

Persona 1: En fin… todo esto es un claro signo de nuestro tiempo.

Persona 4: Yo creo que siempre ha pasado más o menos lo mismo. Lo complicado hoy es no caer en el más puro nihilismo. Hay que tener algo de esperanza.

Persona 1: Esperanzas en plural…

(se ríen)

(aparecen las otras personas)

Persona 2: Ah, estabas aquí, ¿Qué hacéis? ¡Uy! ¡Qué sala más tétrica!

Persona 3: Es verdad, ¡qué yuyu!

Persona 5: Oye que nos vamos a tomar unas cañas, ¿os venís?

Personas 1 y 4: Sí, claro.

Persona 5: Pero no nos deis la matraca con la metapintura de Las Meninas o la desmitificación monstruosa de Saturno devorando a su hijo.

Personas 1 y 4: ¡¿Cómo?!

Persona 5: Que no pidáis cervezas artesanales ¡hipsters de mierda!

(se ríen)

Persona 6: Esperad, ¡un selfie! que lo cuelgo ahora mismo en instagram.

(se colocan las seis personas para la foto)

Persona 6: ¡Sonreid! (Click)

(se marchan)

-FIN-

* Gracias a Carol por su inestimable ayuda en la revisión y corrección de este texto.


5,0
Valorado con 5,0 de 5
5,0 de 5 estrellas (basado en 1 reseña)
Excelente100%
Muy buena0%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
Valorado con 5,0 de 5
26 de diciembre de 2023

Muy buena interacción. Cada personaje con su historia emocional. En mi opinión, magistralmente entrelazados. Recomiendo su lectura: 100%

Carlos
Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.