Hedy Lamarr, una mujer inmortal

Difunde cultura

Hace mucho tiempo que me siento obligado a rendir este humilde tributo a una de esas personas que te deja con la boca abierta en todos los sentidos.

Una de esas personas capaz de aunar en un mismo ser la belleza prodigiosa de la mismísima Afrodita con el cerebro y el ingenio mas sublime que podamos pensar, ella es Hedwig Eva Maria Kiesler (1914 – 2000), artísticamente conocida en todo el mundo como Hedy Lamarr, una mujer increíble que si bien no tuvo el reconocimiento merecido en vida, como suele suceder habitualmente, ahora, los que tenemos la posibilidad de ello aunque sea desde rincones minúsculos como el nuestro, debemos sentirnos obligados al reconocimiento y difusión de estas personalidades que aportaron su conocimiento y descubrimientos científicos para la mejora y el progreso de la humanidad de una manera prácticamente desinteresada o desapercibida. Como dirían los japoneses, tenemos un giri (obligación/deuda moral) hacia estas grandes personas por ser beneficiarios de su esfuerzo y conocimientos.

Hedy no solamente brilló como científica sino que además fue una gran actriz de reconocido prestigio tanto en Europa como en el universo hollywoodiense. Participó en mas de 30 películas siendo la primera actriz en atreverse con un desnudo integral en la película checoslovaca de 1933 “Éxtasis“, contaba en aquel entonces con 18 años. Sin embargo siempre se arrepintió de haber rechazado papeles posteriormente en películas tan exitosas como “Luz de gas”  y Casablanca“. La película que más popularidad le proporcionó fue “Sansón y Dalila” estrenada en 1949.

Ya desde la infancia Hedi destacó por su dotes e inteligencia, a la edad temprana de 11 años dominaba la danza, el piano y hablaba 4 idiomas, sin duda todo un portento. Sin embargo conforme crecía la vida se complicaba, como es ley de vida. En su juventud los padres de Hedy, pertenecientes a la alta sociedad judía, acordaron un matrimonio de conveniencia con Friedrich Mandl, un rico fabricante de armas y pro nazi. Éste a menudo la hacía asistir a sus reuniones con clientes lo cual hizo que Hedy estuviera estrechamente relacionada y conociera los detalles técnicos del armamento existente en aquel momento.

Dispuesta a conseguir sus propósitos y desarrollar su talento científico, tras un periodo de varios años de “esclavitud” y estricto control domiciliario, Hedy consiguió huir de su matrimonio a París y poco mas tarde a Estados Unidos argumentando obligaciones laborales a causa de su nueva carrera profesional artística que la película Éxtasis le proporcionó. Fue en este periodo, alrededor de 1935-1937, que nuestra protagonista aprovechó para terminar sus estudios en Ingeniería de Telecomunicaciones los cuales había comenzado a los 16 años aunque abandonados en pro de avanzar en su carrera artística, ciertamente supo entender que era el momento de retomar los estudios de su auténtica profesión vocacional y finalizarlos.

Una vez ya establecida en Estados Unidos y junto a George Antheil, su segundo marido, un reconocido compositor musical dotado de gran creatividad Hedy tuvo la inspiración científica para desarrollar un sistema de comunicaciones que fuera muy dificil o imposible de interferir, cuestión que traía de cabeza a los militares estadounidenses, hay que recordar que corría el año 1941 y hacía 2 años atrás comenzaba la guerra contra la Alemania nazi. Fue entonces que observando las composiciones musicales de su marido imaginó que si la frecuencia a través de la que se transmitía la información cambiaba de manera continua y aleatoria tal y como hacían las notas musicales en un pentagrama dicha información sería muy difícil de interceptar, inmediatamente se puso manos a la obra y gracias a sus conocimientos en telecomunicaciones, poco después dicho concepto se convertía en el diseño del “salto de frecuencia“.

De esta manera Hedy y su marido George patentaron y pusieron a disposición de los servicios de inteligencia del gobierno estadounidense su invento capaz de solucionar un problema básico existente en todo conflicto armado como era el de transmitir con total seguridad información relevante o confidencial. En concreto esta tecnología fue concebida en un primer momento para el guiado de torpedos navales en la marina. Sin embargo cual fue la sorpresa para la pareja que el gobierno archivó el invento y no fue hasta la década de los 60 con la crisis de los misiles en Cuba que el proyecto fue retomado de nuevo esta vez de manera fehaciente.

Al desarrollar la tecnología de espectro ensanchado, que hizo que fuera prácticamente imposible interceptar mensajes, Hedy Lamarr y George Antheil se basaron en el funcionamiento de la pianola. Utiliza 88 frecuencias diferentes, que corresponden al número de teclas de un pianoforte.

Hubo que esperar varias décadas más para ver como el invento de Hedy llegaba a implementarse y extender su uso en la vida civil, como suele ser costumbre, tengamos en cuenta que incluso hasta la mismísima red Internet fue concebida desde el principio como un sistema militar redundante de comunicaciones que debía ser capaz de seguir operativo trás un ataque nuclear soviético, esta fue la primitiva Darpanet (Defense Advanced Research Projects Agency) que posteriormente migró a su hómonima en el entorno civil Arpanet (Red de Angencias de Proyectos de Investigación Avanzada), en un próximo artículo hablaré sobre el diseño y comienzos de la red Internet, algo fascinante sin duda.

Finalmente el invento de Hedy fue desarrollado e implementado de forma global en la década de los noventa con la expansión de Internet y las redes inalámbricas alrededor de todo el mundo tal y como todos las conocemos hoy en día, esto incluye redes WI-FI, Bluetooth y GPS, las cuales proporcionan comunicaciones seguras gracias a la incorporación de la tecnología del salto de frecuencia, todo ello se lo debemos sin duda a Hedy Lamarr.

Acabaré diciendo que desafortunadamente Hedy sufrió problemas de salud mental mas adelante en su vida, desapareciendo de la escena artística se recluyó en su casa comunicándose con sus amigos y familiares únicamente por teléfono, y es que sin duda las mentes mas brillantes tienen su lado oscuro propio de la genialidad, muchas veces esclava de personalidades incomprendidas por no estar al alcance de los mortales comunes. Todo esto unido a la influencia del entorno hollywoodiense (con su característica escala de valores) no le proporcionaron el equilibrio mental necesario y fundamental, incurriendo en diversos escándalos por hurtos menores que ciertamente no contribuyeron a su recuperación artística, profesional, ni personal.

Desde este minúsculo rincón expresamos nuestro respeto y admiración a una mujer increíble sin duda adelantada a su tiempo.


4,9
Valorado con 4,9 de 5
4,9 de 5 estrellas (basado en 7 reseñas)
Excelente86%
Muy buena14%
Media0%
Mala0%
Muy mala0%
Valorado con 5,0 de 5
7 de noviembre de 2023

Una historia relevante, y pensar que Dios es el autor y que dota a los hombres de su inteligencia y ciencia a si como a través de un hombre nos dio la salvación se llama Jesucristo , y todo esto sin nosotros merecerlos solo por su misericordia

Maritza Carvajal
Valorado con 5,0 de 5
5 de noviembre de 2023

Excelente, necesitamos más de estas grandes mentes brillantes

Katherine Escriba
Valorado con 5,0 de 5
8 de octubre de 2023

Impresionante figura. Una mujer única contada en un artículo de muy buena factura. Gracias por informarnos de los posiblemente muchos, desconocidos y verdaderos símbolos del feminismo.

Carlos Abellán López

Respuesta de Cum Lingus Communicamus

Gracias Carlos, verdaderamente lo merece.

Valorado con 5,0 de 5
19 de agosto de 2023

Preciosa historia.

Muy buena narración.

Gracias

Maria OA

Respuesta de Cum Lingus Communicamus

Gracias a ti María por visitarnos y comentar. Un saludo!

Valorado con 4,0 de 5
19 de agosto de 2023

Muchas Gracias por la información

Inma

Respuesta de Cum Lingus Communicamus

A ti por visitarnos y comentar Inma. Un saludo!

Este sitio web utiliza cookies y solicita sus datos personales para mejorar su experiencia de navegación.